{"multiple":false,"video":{"key":"czo8rZ7JrhU","duration":"00:05:15","type":"video","download":""}}

«El pino lo hice anoche, se debe hacer de un día para otro, porque o sino te queda toda chorreada», dice Julio Milostich, quien pasa la pandemia haciendo empanadas en su casa.

Lee también: Karol Lucero defendió su bigote ante comparaciones con Hitler: «¿Por qué no pudo haber sido como Charles Chaplin?»

El actor preparaba la obra «Hechos Consumados», pero decidió emprender con su negocio «Empanadas La Querencia», luego de que todo se detuviera por el coronavirus.«De pronto quedamos todos de brazos cruzados», afirma.

Milostich reconoce: «He pensado seriamente en convertirme en el señor de las empanadas. Lo he pasado muy bien».

Lee también: «Me encantó esta versión»: KC and The Sunshine Band elogió cover en español de Ases Falsos

Otro que se reinventó es el actor Álvaro Morales, quien ahora se dedica a hacer pizzas. «Cuando cumplí 50 años pensé que estaba en el segundo tiempo del partido de mi vida, y quería arriesgarme nuevamente, ya que había cumplido una etapa como actor», comentó.

Por su parte, la actriz Fernanda Ramírez, dejó las tablas por las plantas y ahora se dedica a venderlas: «Cuando empecé mi relación con las plantas fue como modo de terapia. Antes se me morían todas, pero después empecé a cachar que se trata de darle un momento todos los días».

Tags:

Deja tu comentario