{"multiple":false,"video":[]}

Jhendelyn Núñez pasó sus últimas vacaciones en Cuba y, si bien reconoció que ya conocía ese país, afirmó que solo ahora conoció la realidad.

¿Por qué? Su paso por La Habana y Varadero no lo hizo en hoteles, sino que eligió un popular sistema de hospedaje en esas tierras: las casas particulares.

“El dato me lo dio Joche (Bibbó) y como además me recomendó, me recibieron súper bien”, contó la modelo. “El sistema es bastante parecido a un hostal: te arriendan una pieza con baño privado y pagas aparte el desayuno y otras comidas”, explicó a Las Últimas Noticias.

“Haces vida familiar, ellos te cuentan sus historias respecto del país y es sabor a comida casera. En la cuadra donde está la casa otras familias reciben a turistas extranjeros, así es que he conocido mucha gente”, agregó.

En relación a los precios, Jhendelyn aseguró que le salió mucho más económico. Si en un hotel la noche le salía unos 35 mil pesos, en las casas de familia pagaba alrededor de 15 mil pesos. A eso hay que sumar el desayuno, de unos 3.500 pesos, y el almuerzo o cena, de unos 10 mil pesos.

“La única desventaja es que yo cuando viajo busco hotel por el servicio de internet. En las casas cubanas no hay acceso a internet. El gobierno no lo autoriza. Tengo que comprar una tarjeta con conexión limitada e instalarme en una plaza por una hora”, concluyó.

 

Tags:

Deja tu comentario