{"multiple":false,"video":[]}

Se trata de una estrella mundial. Su nombre es conocido alrededor del globo y después de 56 años de militancia en la banda más longeva de la historia del rock and roll (The Rollings Stones), Mick Jagger, su carismático vocalista, aún sigue de gira por el mundo y afirma que no se detendrá, a pesar de haber cumplido este jueves 75 años.

El más reciente show de la banda dueña de clásicos como “(I Can’t Get No) Satisfaction”, “Sympathy For The Devil”, “Honky Tonk Women” y “Jumpin’ Jack Flash”, fue el pasado 8 de julio en Varsovia, correspondiente a la más reciente gira del grupo titulado “No filter”, donde Jagger demostró estar más que vigente, al igual como lo hizo en febrero de 2016 en su segunda visita a Chile, en un concierto a tablero vuelto en el Estadio Nacional.

Bajo el contexto de su cumpleaños, el diario español El País, publicó una serie de referencias y declaraciones personas que forman parte del círculo cercano del artista, un compendio que no deja nada bien parado a Mick y que revela algunas situaciones hasta ahora desconocidas o solo en la calidad de rumores sobre la vida de “su majestad satánica”.

Entre las más polémicas se encuentran las palabras de la exesposa del fallecido músico David Bowie, casada con el “Duke blanco” entre 1970 hasta 1980, quien contó al diario británico “The Sun” cómo, al llegar un día a casa, su secretaria le informó que en su dormitorio Bowie y Jagger estaban pasándoselo bien. Ella subió para comprobarlo. “Irrumpí en la habitación y dije: ‘¡Buenos días!, ¿listos para el desayuno, chicos?’. David estaba cubierto de almohadas y al otro lado de la cama estaba la pierna de Mick. No es solo que estuvieran juntos en la cama, es que estaban desnudos”, dijo sobre el hecho ocurrido en 1973, varios años antes que ambos grabarían juntos en 1985 la canción “Dancing in the Street”.

Otra de las polémicas frases fue pronunciada por su compañero de batallas sobre el escenario Keith Richards (guitarrista de los Rolling Stones), quien afirmó en su autobiografía, donde afirma que su sensación fue que “él me había traicionado”, luego que Jagger iniciara una gira solista en 1987.

“Mick Jagger sabe cómo me sentí, a pesar de que tal vez no comprendió lo profundo de mis sentimientos. (…) Al mismo tiempo, no podría oír a nadie diciendo algo malo de Mick. Le cortaría la garganta”, señaló.

Pero entre las frases más polémicas que recopila el medio ibérico, se encuentra la del ex vocalista de “Oasis”, Liam Gallagher, quien, en una ocasión dijo sobre el longevo cantante: “Pobre cabrón, tendrá que bailar hasta los 108”, tras ser echado de la casa de Mick por estar demasiado ebrio.

Sus palabras aparecieron publicadas en 2017 en la revista NME, donde afirmó que siente “un respeto a los dinosaurios, pero no soy esa clase de tipo”, refiriéndose a los movimientos a los cuales Jagger nos tiene acostumbrados.

 

 

Tags:

Deja tu comentario