{"multiple":false,"video":[]}

Han pasado 12 años desde que Eduardo Huerta dejó las calles de La Cruz, en la provincia de Quillota, para emprender un viaje lleno de sueños, directo a una de las quimeras de la moda en todo el mundo, Nueva York, una ciudad mágica donde también encontró el amor.

Una historia con más de una década que es bastante difícil de comprender si no pensamos en este chileno bajo su popular seudónimo Di Mondo, nombre bajo el cual cautivó a la “socialité” norteamericana en esa ciudad producto de sus extravagantes looks en decenas de “red carpets” y que en Chile comenzó a causar revuelo a partir de su participación en la Gala del Festival de Viña en 2016.

Para celebrar estos 12 años de vida en el extranjero y también una docena junto al diseñador Eric Javits el “fashionista” publicó en su cuenta de Instagram una imagen de él junto a su pareja, ambos vestidos de negro y con detalles blancos en sus vestimentas, destacando la especial conexión que sintieron tras cruzar miradas en 2006.

“12 años atrás vine a Nueva York a conocer a Eric, lo que nunca me imaginé fue cuando nuestros ojos se conectarán sintiera mi corazón latir y sentí que era el amor de mi vida”, escribió Di Mondo.

Al respecto, la revista Cosas publicó en una entrevista hecha a Huerta en 2016 que “el amor fue su ticket de entrada, el que llegó de la mano de Eric Javits, heredero de una poderosa familia de empresarios, políticos y filántropos de Nueva York, y que, además, es uno de los sombrereros más conocidos de la ciudad”.

 

 

Tags:

Deja tu comentario