{"multiple":false,"video":[]}

Un ojo clínico para os negocios y el merchandising fue el que tuvieron empresarios mexicanos y argentinos, quienes de inmediato vieron una olla llena de oro tras el éxito que ha tenido en toda Latinoamérica la serie que narra la vida del cantante Luis Miguel y que se emite a través de la plataforma web Netflix con un estreno cada semana.

En la serie, que tiene su última entrega este próximo domingo completando en total 13 capítulos, el último de la saga titulado “No me puedes dejar así”, ha mostrado al padre del artista, el fallecido Luis Rey, como un verdadero villano que, prácticamente, se aprovechó del talento de su hijo explotándolo y robándole parte de su niñez, la que pasó en medio de giras por el mundo, grabaciones y películas.

Aprovechando este contexto varios emprendedores de inmediato vieron el negocio entre sus manos. Fue así como aparecieron en ambos países una serie de poleras y otros productos como tazones, por ejemplo, que muestran la caricatura del personaje de Rey, interpretado en la serie por el actor español Óscar Jaenada.

Según comentó el diario argentino Clarin, De todos los colores, las poleras vienen “en todos los tamaños y con diseños varios. “Luisito Rey te odio” se convirtió casi en una marca. Las playeras, como le dicen en México, se consiguen por 20 dólares allá. Y acá se comercializan por Mercado Libre a 250 pesos”, precisa la publicación.

 

Tags:

Deja tu comentario