{"multiple":false,"video":[]}

Una fuerte polémica es la que ha desatado una joven británica de sólo 23 años, quien anunció que se someterá a un aborto de su embarazo de 18 semanas para poder participar del reality Gran Hermano.

Se trata de Josie Cunningham, una joven que recibió hace varios meses una subvención de la Seguridad Social inglesa para aumentarse los senos, y quien sostiene que toma la decisión para “tener un futuro mejor”, según afirma “Daily Mail”.

“Por fin puedo hacerme famosa y no voy a echarlo todo a perder. Era una de las favoritas de “Channel 5″, pero cuando se enteraron del embarazo fueron muy fríos conmigo”, comentó. F
“Fue entonces cuando empecé a pensar en abortar. Después de la operación volveré a hablar con ellos”, añade.

“Al principio pensé que había tenido suerte porque el padre es una persona famosa, pero luego me di cuenta de que cada vez engordaba más y más. Nadie quiere ver a una embarazada desnuda. Sé que mucha gente estará en desacuerdo conmigo, pero me da igual, esto es lo que he querido desde siempre y no puedo renunciar a ello por cualquier cosa”, destacó la mujer, quien es madre de otros dos pequeños.

Deja tu comentario