En entrevista con Las Últimas Noticias, Sonia Fried, la “tía Sonia”, madre del ex tenista y actual entrenador de Dominic Thiem, Nicolás Massú, habló sobre sus días en pandemia en su casa de Viña del Mar y también sobre el presente de su hijo.

“Estamos viviendo un periodo de incertidumbre. Yo me angustio porque siempre fui buena para trasnochar, para salir con los amigos y pasarlo bien”, sinceró.

“Siempre me gustó esa onda de celebrar”, expresó Fried, agregando que “sin tomar trago, yo siempre levantaba el ánimo a todos. Nunca fui la que se quedara dormida o mostrara lata y cansancio. Al contrario. Siempre fui de tiro largo. Y eso hoy lo resiento con esta pandemia. Echo de menos la fiesta y el carrete. Bailar, aunque obvio que ya no lo hago como antes”.

Lee también: Murió Patricio Rodríguez, el coach que guió a Massú al oro olímpico

Respecto a su temor al coronavirus, afirmó que “estoy asustada porque no sé, ni nadie puede saber, qué pasará en los próximos meses. He visto gente cercana y que quiero mucho, como Yogurt de Mora, que ha sufrido con el COVID. Claro que uno tiene temor y piensa”.

Por otra parte, también se refirió al presente de su hijo. “Yo de verdad que soy feliz si veo que mis hijos lo son. Nico lleva dos años como coach de este niño Thiem y ha estado estos dos años nominado como mejor entrenador del circuito. ¡Cómo no voy a estar feliz!”, dijo.

Finalmente, Fried comentó que “la gente le da mucho cariño. Claro que me gustaría que le concretaran algunas promesas que le han hecho las autoridades. Todavía espero la estatua y la calle que le prometieron a Nico luego de ganar las medallas olímpicas. La estatua dijeron que estaría en el Estadio Nacional y la calle en Viña. Y nada”.

Tags:

Deja tu comentario