El mundo del K-pop se encuentra de luto, ya que debe lamentar otra muerte de una de sus estrellas. Sulli, la ex integrante F(x) fue encontrada muerta en su casa y si bien aún no se confirma, la policía cree que se trata de un suicidio.

La fallecida idol de 25 años, y que comenzó a labrar su carrera en 2005 en SM Entertainment, fue víctima de muchos comentarios de odio y violencia de género por alejarse de los estrictos estándares de la industria, lo que, según contó años después, la terminó dejando con secuelas psicológicas, como ataques de pánico y fobia social.

De hecho, sus palabras llegaron tras un paréntesis de años de su carreta artística con F(x), con quienes debutó en 2009, para volver como actriz. Es en ese contexto que comentó en 2018, en programas de Corea del Sur, que estaba “física y mentalmente exhausta” tras ser atacada por su relación con el cantante de rap, Choiza, de Dynamic Duo, quien es 14 años mayor.

Lee también: Reconocida estrella del K-Pop fue encontrada muerta al interior de su casa

Este es un punto no menor, ya que en el universo del K-pop, los seguidores no suelen tomarse muy bien que sus idols tengan relaciones sentimentales, lo que la terminó desgastando emocional y psicológicamente. Más aún cuando fue muy criticada por la diferencia de edad, ya que la parcialidad conservadora no se lo perdonó.

Pese a ya no formar parte del popular grupo de chicas, Choi Jin Ri, su verdadero nombre, siempre fue muy popular. Decisiones como asistir a galas y fiestas sin sostén fueron criticadas por sus seguidores. Lo mismo sucedió cuando comentó que estaba a favor del aborto.

View this post on Instagram

그 어디선가

A post shared by 설리가진리 (Sulli) (@jelly_jilli) on

Al respecto, en el programa Night of the Comments, donde idols hablan sobre sus problemas más personales, defendió su postura: “Creo que se trata de la libertad de cada una. Los sostenes no son buenos para tu salud. Tienen un alambre. No son buenos para tus órganos digestivos, y yo tengo problemas con mi digestión. Como es más cómodo no usarlos, no los uso. Creo que es libre y hermoso“.

Y parece que hiciera lo que hiciera, siempre era criticada por alejarse un poco de las normas establecidas en la industria y la sociedad surcoreana, que es especialmente dura con las idol. Así quedo nuevamente demostrado cuando besó en la boca a su mejor amiga, Goo Ha-ra, en su cumpleaños, lo que hizo que recibiera muchos comentarios negativos en sus redes sociales.

En tanto que en 2015, Sulli fue nuevamente atacada por una sesión de fotos algo más erótica que las habituales. Ahí jugó con el concepto de Lolita, por lo que posaba con poca ropa y coqueta, mostrando algo más de piel en poses sugerentes. Tras los ataques, ella respondió bromeado en su cuenta de Instagram que “dejen los insultos en algún lugar más apropiado y sólo vean mi cara bonita en su lugar”.

Ante esto, Rotta, el fotógrafo a cargo de la sesión, la dejó sola y comentó que “Sulli me contactó primero a través de las redes sociales y compartió su idea para el rodaje“. Algo por lo que nadie lo criticó, porque los dardos fueron solo contra ella.

Sulli, lejos de dejarse caer, pese a los insultos, subió una provocadora foto en la que se ve tragando crema de afeitar en una clara alusión sexual como respuesta a los ataques. Registro que, como era de esperar, fue lapidado en redes sociales donde la atacaron y la denostaron por mostrar un lado más sexual y tratándola de loca por su espíritu libre.

Y la gota que rebalsó el vaso llegó cuando realizó una transmisión en vivo en Instagram sobre maquillaje, en el que se le vio un pezón por accidente, ya que no estaba usando sostén. Esto desató nuevas críticas, ya que acusaron que lo habría hecho a propósito para que volvieran a hablar de ella y que estaba haciendo todas estas cosas para ganar atención.

Y fue justamente ahí, en su cuenta de Instagram, donde subió el que hasta ahora es su último mensaje antes de morir: “No soy una mala persona”.

Dos semanas después de esto, su mánager llegó hasta su casa, ya que no contestaba sus llamados. Estaba muerta.

Muchos medios responsabilizan a la industria del K-pop, pero en el fondo, esta situación tiene más que ver con un ciberbullying contra una idol que intentó exponer los problemas y dolores por los que atravesó mientras luchaba por expandir los límites en una sociedad más conservadora.

Tags:

Deja tu comentario