{"multiple":false,"video":[]}

“Una mujer fantástica”, la aclamada cinta del realizador Sebastián Lelio y que protagonizó Daniela Vega dando vida a una mujer transexual, hizo historia al lograr el primer Óscar para Chile en la categoría de mejor película de habla no inglesa.

“Estoy en Júpiter. No me puedo creer que haya pasado. Estoy sorprendido… Sabía que la película estaba entre las favoritas, pero nunca te lo crees hasta que ocurre. Estoy feliz por todo el equipo”, dijo un emocionadísimo Lelio tras alzarse con la estatuilla.

“Una mujer fantástica” derrotó en la gran gala del cine a “The Insult” (Líbano), “Loveless” (Rusia), “On Body and Soul” (Hungría) y “The Square” (Suecia).

Se trataba de la segunda nominación para el cine chileno en este apartado de los Óscar tras “No” (2012) de Pablo Larraín, una película que, sin embargo, no pudo obtener la victoria en 2013. Hoy Larraín se desquitó ya que es uno de los productores del filme de Lelio.

Sobre el escenario, y tras recibir el premio de la mano de una estrella latina como Rita Moreno, Lelio se rindió al talento de Daniela Vega, la protagonista absoluta de “Una mujer fantástica“, y que, según sus palabras, fue “la inspiración de esta película”.

“Una mujer fantástica” retrata la vida de Marina, una mujer que tras la muerte de su pareja debe enfrentarse al rechazo y los prejuicios de la sociedad sobre las personas transexuales.

La actriz Daniela Vega, que además tuvo el honor de ser la primera transexual en presentar un premio de la Academia, indicó que ya en alfombra roja estaban muy emocionados tras “un año maravilloso”.

“Cuando se abren puertas, es muy difícil cerrarlas. Las conquistas son siempre colectivas y las personas que somos sus rostros visibles representamos a todo un equipo. Esta película es algo que se podrá ver siempre”, declaró.

En el mismo sentido, Lelio se mostró satisfecho de que este galardón pueda servir como altavoz para el mensaje del filme.

“Han pasado muchos años en Chile para que el Estado reconociera a las personas transgénero. Ahora vamos a afrontar un nuevo gobierno de derechas, muy conservador, y va a ser un paso atrás al respecto, pero espero que este premio amplifique el mensaje y ayude a dar relevancia a un asunto urgente“, opinó el realizador.

“Las personas transgéneros no son de clase B, son uno más”, agregó el cineasta, quien reflexionó sobre las crisis de la sociedad y lo que él denominó “los límites de la empatía”.

“Existen personas ilegítimas y amores ilegítimos cuando no hay daño de por medio. ¿Bajo qué autoridad?”, se preguntó.

“Una mujer fantástica” culminó con la estatuilla de los Óscar un recorrido triunfal por festivales y premios de todo el mundo.

Este largometraje ganó el Goya a la mejor película iberoamericana, consiguió el Oso de Plata al mejor guión en la Berlinale, obtuvo tres Premios Fenix, y ayer mismo se hizo con el premio Spirit del cine independiente al mejor filme internacional.

Tags:

Deja tu comentario