{"multiple":false,"video":{"key":"czo8h3taUtg","duration":"00:05:09","type":"video","download":""}}

Un domingo 20 de febrero del año 2000, el Festival de Viña tuvo uno de los chascarros más recordados de las últimas décadas: el Gaviotazo de Enrique Iglesias.

Ese día el cantante español se llevaba los aplausos y cantos del monstruo, quienes lo recompensaron con una Gaviota de Plata. Sin embargo, Iglesias no hizo lo que comúnmente han hecho otros artistas cuando reciben el premio, sino que corrió por el escenario y lo lanzó al público.

Era su segunda vez en la Quinta Vergara y sus fanáticos lo habían acompañado en cada uno de los días previos a su presentación. Fue por ello que cuando recibió la gaviota no encontró nada mejor que devolver el cariño a la gente.

Lee también: Segunda temporada de “Yo Soy” fija su fecha de estreno para marzo

Sin poder creerlo, Cecilia Bolocco le preguntaba qué había hecho y por qué. “Pero qué acabas de hacer. Tiraste la gaviota”, le preguntaba la animadora. Por su parte, el cantante que entonces tenía 24 años no entendía qué había hecho mal.

La mujer que recibió el pesado y peligroso premio se subió entonces al escenario y devolvió la gaviota de plata. Más tarde incluso participaría de la conferencia de prensa del español y explicó que el corte que tenía en su labio se lo había hecho ella misma al tomar el premio.

Lee también: Pablo Alborán y estallido social en Chile: “Estoy en contra de la violencia y de cualquier acto dictatorial”

Tags:

Deja tu comentario