AGENCIA UNO

Tras la acusación presentada por la Fiscalía de Curicó, Francisco José Fuenzalida Calvo fue sentenciado a una pena de 15 años por el homicidio consumado del joven José Uribe Antipani y por el homicidio frustrado de otras tres personas, además de otras penas efectivas por el porte ilegal de armas de fuego y daños.

De esta forma el tribunal admitió cada uno de los argumentos presentados por el Ministerio Público en su veredicto y tras varias semanas de juicio determinó estas penas por los hechos ocurridos la tarde del 21 de octubre del 2019.

“El tribunal acogió íntegramente la acusación de la fiscalía donde resultaron heridas tres personas en la Alameda de Curicó y en el acceso un fallecido: José Miguel Uribe Antipani. El 21 de septiembre se dio inicio al juicio donde la Fiscalía pudo aportar una serie de antecedentes a través de testigos, peritos, prueba documental y evidencia material, se logra establecer la existencia de los delitos que fue acusado José Fuenzalida Calvo y la responsabilidad de éste en calidad de autor”, afirmó el fiscal jefe de Curicó Miguel Gajardo quien tuvo a su cargo esta investigación.

Lee también: Juzgado de Garantía de Temuco decidió que Martín Pradenas seguirá en prisión preventiva

De esta forma Fuenzalida es condenado a la pena de 15 años por el delito de homicidio frustrado y consumado, además a la pena de 540 días por el delito de porte y tenencia ilegal de arma de fuego, multa de 5 UTM por otro delito de tenencia ilegal de arma de fuego, y una pena de 41 días por el delito de daños”, añadió.

Junto a lo anterior se acogió también una acción civil en favor del hijo de José Uribe por un monto de 100 millones de pesos y el comiso de las armas y vehículo en que se movilizaba el imputado el día de los hechos.

La familia de Uribe Antipani, que tuvieron una participación activa en el juicio, se encuentra bajo el apoyo psicosocial de la Unidad de Víctimas y Testigos de la Fiscalía Regional del Maule.

Estallido social en Curicó

Es relevante recordar que el condenado, el 21 de octubre de 2019 en medio de las manifestaciones, asesinó mediante un disparo de bala al joven de 25 años en la Ruta 5 Sur de la zona.

Fuenzalida, en esa misma noche y momentos previos al fallecimiento de Uribe, disparó su arma contra otras tres personas desde una camioneta roja en la que se encontraba.

Es relevante consignar que la defensa del culpable argumentó que su cliente padecía de un trastorno afectivo bipolar que lo llevó a disparar su arma en aquella noche.

No obstante, para el ex fiscal Carlos Gajardo, quien es el abogado querellante, rechazó la tesis indicando que el acusado tenía empresas y negocios por 200 millones de pesos al momento del crimen. “No hay pruebas concluyentes de la inimputabilidad”.

Tags:

Deja tu comentario