Una particular situación se vivió hace algunos días en Perú, específicamente en la comuna de Tantará.

Según indicó El Comercio, el alcalde de esta localidad, Juan Rolando Urbina, fue sorprendido bebiendo alcohol junto a unos amigos, pese a la medida de toque de queda producto de la pandemia.

Al llegar la policía al lugar, este jefe comunal no encontró mejor idea que hacerse el muerto, escondiéndose en un ataúd. Sus acompañantes hicieron lo mismo.

Lee también: Cathy Barriga bailó el “Rakataka” con el Sensual Spiderman: Subió el video a TikTok y luego lo borró

Pese a su plan maestro, todos fueron descubiertos por los uniformados que fiscalizaron el lugar, por lo que se los llevaron detenidos.

No es primera vez que este alcalde está en medio de la polémica en medio de la pandemia mundial. Hace solo algunos días, había sido emplazado por vecinos para que asistiera a una reunión en la que le reclamaron falta de atención.

Lee también: Alcaldesa de Nogales llama a tirarle peñascazos a los vecinos que hacen fiestas pese al toque de queda

Los habitantes de esta localidad también le habían reclamado que hasta el día 54 del estado de emergencia ni siquiera habría estado en Tantará, algo que fue desmentido por Urbina, quien aseguró que solo salía para sus labores.

Tags:

Deja tu comentario