{"multiple":false,"video":{"key":"oVGQcQsnZR","duration":"00:03:01","type":"video","download":""}}

A dos meses del asesinato de Reinier Sánchez González (32), joven dentista cubano cuyo cuerpo fue hallado en la Región del Ñuble, se llevó a cabo la detención de los presuntos autores del crimen, quienes ya fueron formalizados por el delito de homicidio calificado y fueron dejados en prisión preventiva.

Se trata de la pareja Rolando Villagrán Retamal (55) y Clara González Figueroa (38), dueños de la clínica en que trabajaba el odontólogo. De acuerdo con las hipótesis iniciales del caso, el suceso se habría originado por líos amorosos y laborales.

El tráfico de llamadas fue clave para dar con la dinámica de los hechos, así como declaraciones de testigos y hallazgo de restos de sangre en un vehículo. Así como las sospechas que tuvieron los familiares y amigos de la víctima, ya que de un tiempo hasta ahora, el joven solo se comunicaba con ellos mediante mensajes y no videollamadas.

Todo se inició en abril, cuando Sánchez fue desvinculado de la clínica en que trabajaba en la comuna de Lampa. Pero tras esto, los dueños del recinto habrían planeado el crimen “ante la posibilidad de ser denunciados por la víctima por diversas prácticas reprochables, tales como consumo de drogas en las dependencias de la clínica y malos tratos hacia los trabajadores“, explicó la persecutora Tamara Cuello, Fiscalía Regional Ñuble.

Lee también: Habla locatario que auxilió a niño herido tras balacera en barrio Meiggs: “Lo pescamos y corrimos”

Fue a comienzos de junio cuando se perdió el rastro de Sánchez y un mes después se halló su cuerpo desmembrado y sin huellas digitales en el Río Perquilauquén. Un crimen macabro que incluyó la suplantación de identidad del fallecido, ya que durante semanas, los presuntos responsables se hicieron pasar por él y enviaron mensajes a sus familiares y amigos.

Aún no hay claridad cómo el cuerpo llegó a parar a la Región del Ñuble, situación que deberá ser esclarecida en los seis meses de investigación del caso en que los imputados arriesgan una pena superior a los 15 años de prisión.

Versión de un amigo

José Armando Dorado, amigo de Reinier, también de nacionalidad cubana, entregó antecedentes que podrían confirmar que la presunta vinculación amorosa del joven dentista con la imputada Clara González Figueroa, habría sido el origen del suceso.

Sobre su relación con Reiner, Dorado sostuvo en Contigo en la Mañana que “empezamos a compartir y Reinier era como un cabro de 15 años. Tenía 32, pero la mente de él era como de 15 años. Era un niño; del trabajo a ponerse a jugar play. No se metía en nada. No era un cabro que estuviera metido en la delincuencia ni en la droga, él se dedicaba a ayudar a su familia en Cuba. Para eso salió de Cuba. Todos sabemos lo que pasa en Cuba y la situación que hay allá”.

Lee también: Femicidio frustrado en Las Condes: Fue atacada por su pareja y pidió ayuda a Carabineros desde el baño

En cuanto a la supuesta relación de la víctima con la dueña de la clínica, el amigo reconoció que “hasta donde yo tengo entendido, es así. Es cierto todo eso. Por eso lo asesinaron… porque él no tenía más enemigos. Lo que tengo entendido, ella estaba ahí (en el lugar del crimen) y planeó también eso”.

Respecto de la planificación del delito, Dorado aseguró que la pareja imputada “organizó todo bien”.

“Lo que pasa es que dios puso su mano y lo encontraron, y no les dio tiempo para que el cuerpo se desapareciera porque era muy injusto. Es injusto que le hagan eso a una persona que tenía un futuro, que estudió años allá en Cuba para hacerse odontólogo, que lo único que hacía era ayudar a las personas. Es injusto”, concluyó.

Tags:

Deja tu comentario