{"multiple":false,"video":{"key":"cr27sIQYZJZKchvn31314","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

En la madrugada de este domingo, un funcionario de Carabineros resultó apuñalado tras acudir a un domicilio en el que se realizó una denuncia por violencia intrafamiliar, en la comuna de Ñuñoa.

El cabo de Carabineros, Ricardo Parra Armijo, fue agredido con un arma blanca a la altura de su estómago por parte del denunciado. Luego del hecho, un suboficial de la institución, Jaime Cárdenas, realizó un disparo en la pierna del agresor en defensa de su compañero.

Tanto el carabinero como el agresor, fueron trasladados a centros médicos para ser intervenidos por sus heridas.

Ambos están fuera de riesgo vital, mientras que el agresor, Claudio Patricio Muñoz Bravo, se encuentra hospitalizado y fue formalizado por cargos de violencia intrafamiliar y homicidio frustrado a carabinero, quedando en prisión preventiva durante los 60 días de investigación.

De acuerdo a la versión de la suegra del sujeto, afirmó que la denuncia por violencia se realizó debido a que él mantuvo una fuerte discusión con su hija de 12 años. Al mismo tiempo, afirmó que Claudio Muñoz es un hombre tranquilo, sin embargo, se encontraba bajo los efectos del alcohol y posiblemente drogas.

Otra de las versiones, según vecinos del lugar, es que el sujeto habría estado agrediendo a su pareja.

 

Tags:

Deja tu comentario