{"multiple":false,"video":{"key":"oVshYjKm6L","duration":"00:02:59","type":"video","download":""}}

Un vuelco ha dado la investigación que lidera la Fiscalía Metropolitana Oriente respecto de la balacera en La Florida que concluyó con 10 personas heridas a bala, quienes fueron derivadas al hospital de la comuna.

Según los antecedentes del Ministerio Público, el hecho ocurrió cerca de las 21:30 horas de este lunes, previo al toque de queda, cuando un grupo de aproximadamente 30 personas se manifestaba en la intersección de Trinidad con Avenida Vicuña Mackenna.

Lee también: Desconocidos a bordo de un vehículo dispararon a manifestantes en La Florida: Hubo al menos 10 heridos

“En ese momento, un vehículo se acercó hacia ellos y realizó una serie de disparos que terminaron con 10 personas lesionadas de distintas gravedades”, explicó el fiscal jefe de Flagrancia Oriente, Omar Mérida.

No obstante, el persecutor dio luces de avances en la indagatoria penal y adelantó que “algunas personas se encuentran bajo investigación, pero por el momento no es imposible imputar a nadie”.

El general Enrique Bassaletti, jefe de Zona Metropolitana Este, confirmó esta mañana dos funcionarios de Carabineros habrían participado de la balacera, quienes se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas.

«Esta situación fue advertida por un vehículo policial nuestro que se alertó por el ruido de los disparos y verificó el paso de dos vehículos. Dio la vuelta y, primero, controló un vehículo. Después, en el otro, advirtió que se trataba de un vehículo de un funcionario de Carabineros«, señaló el oficial.

Y agregó que «informado al mando, se ordenó ir al domicilio de uno de estos funcionarios y se pudo verificar que a pocos metros también estaba el vehículo con otro funcionario en su interior«.

Bassaletti calificó lo ocurrido como «gravísimo», añadiendo que «estos funcionarios se encontraban compartiendo y consumiendo bebidas alcohólicas. Fueron conducidos a la unidad y el fiscal determinó que la PDI realizase una serie de peritajes, con el objetivo de establecer el grado de participación eventual de estos funcionarios».

Sumado a la investigación que lidera la Fiscalía Metropolitana Oriente, Carabineros informó de la realización de un trámite administrativo interno, «por cuanto hasta ahora estos funcionarios estaban fuera de toda norma, consumiendo bebidas alcohólicas. No estaban de servicio, pero son instrucciones que hemos impartido insistentemente. Infringieron el toque de queda después«, cuestionó el general.

«Esto no tiene nada que ver con un hecho institucional, sino que obedece a responsabilidades personales de funcionarios que se han apartado completamente de los cánones y de las instrucciones que hemos dado sobre la materia», aseveró.

El fiscal Mérida había mencionado esta mañana, previo a la información develada por Carabineros, que «las diligencias se abocan a determinar, a través de pruebas periciales, la compatibilidad de armas y municiones encontradas en el sitio del suceso«.

Cuestionado por esa arista investigativa, Bassaletti aseguró que «nosotros tenemos registros de todos los carabineros que tienen armas particulares. Uno de ellos mantenía una registrada legalmente. El fiscal instruyó tenerla para poder realizar peritajes y compararla con la evidencia que quedó en el sitio del suceso y en las propias víctimas«.

“Hasta ahora, la Fiscalía no ha decidido presentarlos a la audiencia de control de detención. Se levantaron los testimonios de estas personas”, agregó el general de Carabineros.

Tags:

Deja tu comentario