{"multiple":false,"video":{"key":"yfhlOGDBlMI","duration":"00:02:09","type":"video","download":""}}

Los Tribunales condenaron a dos hombres por el homicidio y la sustracción de la adolescente Pascale Alvarado, la joven de 17 años que desapareció en el 2011 en Puchuncaví. Su cuerpo nunca fue encontrado y el próximo 2 de diciembre se va a leer la sentencia; uno de los implicado arriesga cadena perpetua calificada, mientras que el otro, 13 años de cárcel.  “Se fue y nos dijo ‘ya, hasta mañana’ y se fue no más”, recuerda Ivette Tabilo, compañera de trabajo de Pascale. Desde ese momento, su búsqueda fue incesante, nadie podía explicar su desaparición. Un proceso de investigación que no mostró mayores avances hasta noviembre del año pasado, en que la PDI detuvo a Mario Ulloa y a Miguel Soto, quienes ese día interceptaron a la joven, la subieron a una camioneta en contra de su voluntad y se trasladaron hasta Cabildo, lo cual se pudo acreditar en este juicio. El cuerpo de Pascale aún no aparece, pero sus victimarios estarán tras las rejas luego de la sentencia que será leída el próximo jueves, dándole fin a uno de los casos más estremecedores en la región de Valparaíso. 

Tags:

Deja tu comentario