{"multiple":false,"video":{"key":"crx3hbxKNVZ4chvn30628","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Tres años de reclusión nocturna y dos años con suspensión de su licencia de conducir fue la condena que el tribunal dictaminó en contra de Luis Córdova Romero (46), conductor del Transantiago, quien el año pasado protagonizó un dramático accidente tras colisionar a el vehículo en el que viajaban dos voluntarios que animaban a niños enfermos en el Hospital Exequiel González Cortés.

Recordemos que la colisión se produjo en la intersección de las calles Teatinos con Compañía, dejando como resultado la total destrucción de un vehículo particular de marca Suzuki, el cual quedó atrapado entre dos buses del Transantiago del recorrido 505 y 504.

Las víctimas fueron identificadas como Catalina Opazo (17) Mauricio Meric (38), quienes venían de realizar una terapia de la risa a niños con cáncer, en el marco del programa denominado “Doctores de la Risa”.

Familiares de las víctimas no vieron con buenos ojos el fallo del tribunal e increparon al acusado en su audiencia judicial. “Así te voy a matar con un auto, así vas a morir, atropellado”, gritaron familiares de la joven fallecida desde la puerta de la sala de audiencia.

Cabe señalar que Luis Córdova ya había sido acusado en el 2006 por cuasidelito de homicidio y en 2007 por cuasidelito de lesiones. En esta ocasión el tribunal desestimó la solicitud de tres años de reclusión domiciliaria que pedía el Ministerio Público, tras considerar que el acusado estaba formalizado por cuasidelito y no como autor de homicidio, a pesar que durante el proceso se acreditó que el chofer manejaba a exceso de velocidad.

 

Tags:

Deja tu comentario