{"multiple":false,"video":{"key":"cr78rE0RYgjkchvn31993","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Un conductor ebrio chocó en San Bernardo contra una patrulla de Carabineros, dejando a dos uniformados lesionados.

El responsable del accidente quedó con arraigo nacional, tras comprobarse que manejaba sin licencia de conducir.

Imágenes de una cámara de seguridad de un condómino cercano registró cuando los uniformados bajaron del vehículo por sus propios medios, evidentemente lesionados, incluso uno al borde del desmayo.

Fernando Herrera, perito judicial de Carabineros, afirmó que “podemos acreditar que en este caso el jeep habría traspasado el eje de la calzada y habría obstruido la normal circulación al radiopatrulla”.

Las imágenes de prueba muestran la mala maniobra, tras enfrentar un lomo de toro instalado en Venida Padre Hurtado, donde se produjo el hecho.

En la prueba inicial de consumo de alcohol realizada a Jaime Obreque Bonta, determinó que conducía con 2.24 gramos de alcohol por litro de sangre, lo suficiente para que una persona normal no tenga control de sí mismo.

“Equivale a cuatro terremotos, ocho copas de vino, cuatro piscolas o cuatro wiskyes. Estamos a un pacito de un coma etílico”, señaló un experto.

El sujeto detenido quedó en libertad sin que su licencia quedara retenida porque no contaba con ella.

Tags:

Deja tu comentario