{"multiple":false,"video":{"key":"oV27MCOfX1","duration":"00:01:25","type":"video","download":""}}

Este jueves, y tras una semana de búsqueda, la PDI encontró el cuerpo sin vida de Ámbar Cornejo en la casa de su madre, Denisse Llanos, hacia donde había salido el 29 de julio para recibir su pensión de alimentos que le enviaba su padre.

Fiscalía detuvo en el lugar a la pareja de Denisse, Hugo Bustamante, sujeto que ya había cumplido 11 de 27 años de condena tras haber asesinado a su esposa y su hijo de 9 años, encarcelamiento que se convertiría en libertad condicional en 2016.

Maté dos personas, dos seres humanos, eso lo reconozco“, decía Bustamante ante el Tribunal en 2005. “Cuando se produjo la detención yo dije, confesé mi crimen. Era algo que no me dejaba dormir”.

Lee también: Ministro Bellolio por crimen de Ámbar: “Esperamos la mayores penas por parte de los Tribunales de Justicia”

Luego de haber asesinado a su esposa e hijo, metió sus cuerpos en un tambor, los cubrió con cal y trasladó el contenedor a otro lugar para enterrarlos.

“En ese momento no sabía qué hacer. Estaba bloqueado. Por supuesto, ya estaba consumado el hecho y también yo ya sabía lo que había hecho (…) Es fuerte lo que siento, yo mismo me cuestiono, fuera de mi caso, si viera otro sujeto que mató a dos personas es para colgarlo, es verdad. Yo también encuentro que hay que tener justicia con mi persona“, continuó en su testimonio.

Sin embargo, y a pesar del informe negativo que entregó Gendarmería respecto a Bustamante, fue uno de los presos liberados de Valparaíso en 2016, y hoy suma otro lamentable crimen a su prontuario.

Tags:

Deja tu comentario