{"multiple":false,"video":{"key":"crLPiQWezwPwchvn33925","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Durante la madrugada de este domingo se registró un intento de asalto al interior de un OK Market ubicado en las cercanías de Plaza Ñuñoa. El atraco logró ser repelido gracias a la activación de un sistema de seguridad que bloqueó puertas y ventanales.

Luis Guzmán Osses, de 45 años, ingresó hasta el local forzando un ventanal del inmueble para robar el dinero de la caja. Sin embargo, y tras activarse el sistema, quedó encerrado al interior del minimarket hasta que la administradora y los policías llegaron al lugar a eso de las ocho de la mañana.

Asimismo, cuando el antisocial notó que no tenía escapatoria, por lo que consumió helados, cigarros y otros elementos que se encontraban en el local, a modo de “aprovechar” su estancia.

A la llegada de Carabineros, el sujeto no opuso resistencia y durante esta tarde será formalizado por robo en lugar no habitado.

El sujeto contaba también con un amplio prontuario por receptación, robo con violencia, robo con intimidación y robo en lugar no habitado.

A pesar de que no se concretara el robo, el local quedó con daños por $5 millones debido a que a su ingreso el delincuente rompió uno de los ventanales.

 

Tags:

Deja tu comentario