{"multiple":false,"video":{"key":"oVH0vDotxE","duration":"00:02:56","type":"video","download":""}}

La técnica de estos ladrones es conocida y sin embargo, sigue funcionando. Logran forzar la chapa de la mampara e ingresan al edificio simulando ser residentes, pero se dirigen directo a los estacionamientos en busca del botín. En este caso fue una costosa bicicleta de descenso, avaluada en más de $500 mil. “Es costosa, no es cualquier tipo de bicicleta. Yo creo que por eso se fijaron en esa en particular. Ingresan y creo que ya habían visto cómo dejamos nuestras bicicletas. Utilizaron herramientas para forzar la seguridad. Sabemos que no la vamos a recuperar”, contó la víctima. Todo ocurrió este domingo en la comuna de Ñuñoa. Tras romper el candado que aseguraba la bicicleta en el aparcadero, los individuos abandonan el edificio como si nada e incluso con el asiento de la bicicleta en la mano.

Tags:

Deja tu comentario