{"multiple":false,"video":{"key":"csiGEGa13N6Qchvn37020","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Cuatro delincuentes que cometieron un violento portonazo sufrieron la “panne del tonto”, es decir, se quedaron sin combustible y tuvieron que acercarse a una bencinera, donde fueron interceptados por Carabineros.

Los menores de edad fueron sorprendidos luego que el dueño del vehículo denunciara el robo y les diera un dato clave a los uniformados: al auto le quedaba poca bencina.

Por ello, junto a las víctimas, el carro policial se acercó hasta una estación de servicio, donde encontraron a los sujetos cargando combustible.

Al verse acorralados, el conductor del vehículo intentó atropellar a un funcionario policial, que usó su arma de servicio y propinó tres disparos.

Tres de los delincuentes, todos de 17 años, fueron detenidos y formalizados este lunes. Dos de ellos quedaron en internación provisoria en un centro del Sename, mientras que un tercero quedó en libertad. 

 

Tags:

Deja tu comentario