Movilh

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) reveló la denuncia de una familia de un niño de sexto básico de la Escuela San Lázaro de La Salle, en la que acusan que el menor vivió “diversos episodios de discriminación y abusos en razón a su orientación sexual”.

La madre del niño afirmó que alumnos lo estaban “molestando por su orientación sexual, diciéndole marica y maricón. No le permitían comer tranquilo en horario de almuerzo, le lanzaban comida a la cara, lo hostigaban al ir al baño, le quitaban la mochila, sus cuadernos y lo pateaban en el suelo”.

Por estos hechos, agregó que el menor terminó con angustia y depresión.

Ante esto, la madre pidió apoyo al establecimiento, sin embargo, sostuvo que no recibió ayuda y que el 1 de agosto el niño sufrió un nuevo violento episodio.

Lee también: Estudio realizado por Injuv reveló que un 25% de los estudiantes ha sufrido bullying

Asegura que durante esa jornada su hijo quedó a cargo de cuidar la llave de la sala de clases durante el horario de almuerzo, pero sus compañeros le pidieron que abriera la puerta antes y él se negó.

Lo amenazaron y le dijeron insultos de carácter homofóbico, lo cual terminó en una persecución por el colegio de un grupo de 20 compañeros, quienes decían que ‘había que pegarle’. Mi hijo terminó escondido en el laboratorio del colegio, llorando sin protección, ni resguardo de ningún adulto del establecimiento”, acusó.

Tras esta situación, el menor escribió lo que ocurrió en una hoja de cuaderno, puso los nombres de los alumnos que lo agredieron y los insultos que recibió. “Por favor hagan algo”, escribió en el papel y dibujó una lágrima.

“Por determinación de especialistas (psiquiátras y psicólogos) y debido al riesgo de que las amenazas se concreten, debimos retirar a mi hijo del establecimiento con severos daños emocionales, miedo de volver al colegio, angustia, baja autoestima, pesadillas, entre otros problemas”, añadió la madre.

Lee también: Críticas tras caso de bullying a niño con autismo: “No existe algo más excluyente que los programas de inclusión”

Rolando Jiménez, dirigente del Movilh, indicó que “lo vivido por el niño y su familia es sobrecogedor, brutal, inaceptable. El liceo no estuvo bajo ningún punto de vista a la altura de las circunstancias, además de ser un peligro para otros alumnos/as LGBTI. Hemos enviado una carta de repudio al colegio, al tiempo que estamos asesorando a la familia para que este vil atropello, ya denunciado a la Superintendencia de Educación, no quede impune”.

CHV Noticias se contactó con la Escuela San Lázaro de La Salle, desde donde aseguran que emitirán un comunicado durante la jornada respecto al tema. 

Tags:

Deja tu comentario