{"multiple":false,"video":{"key":"crS1YhKaacR8chvn34822","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

En prisión preventiva quedaron dos carabineros que fueron dados de baja, tras ser detenidos por posibles nexos con una banda de narcotraficantes, los que fueron sorprendidos con 700 kilos de cocaína en su poder.

La banda, compuesta por ciudadanos chilenos y extranjeros, contaba con cobertura por parte de estos uniformados luego que se dedicaran a quitarles droga a otros traficantes de la región Metropolitana.

La Brigada Antinarcóticos de la PDI, que se encontraban haciendo un seguimiento de un camión que provenía del norte del país, constató que al legar a la Autopista Central con el puente Maipo, el vehículo fue controlado por ambos uniformados.

El camión tenía como pantalla el transporte de juguetes, sin embargo, oculta venía la droga compuesta por cocaína y marihuana. Tras el control, los funcionarios uniformados, identificados como el cabo primero José Campusano Pino y el cabo segundo Francisco Parra Gutierrez, se desplazaron en un sentido contrario a la dirección del camión, lo que habría delatado su actuar.

El comisario Marcelo Atala, de la Brigada Antinarcóticos de la PDI, indicó que “visualizamos esta situación, que, tras una suerte de control, los sujetos tomaban el camión para trasladarlo a la comuna de Buin, donde era acopiada esta sustancia”.

Finalmente, la policía civil fijó en 680 kilos de cocaína base, avaluados en cerca de $10 mil millones, además de la presencia de 13 kilos de cannabis sativa.

Al respecto, el General Director de Carabineros, Hermes Soto, señaló que “cada vez que se descubra este tipo de situaciones, se van a aplicar las medidas más drásticas que tenemos. Con ellos por ejemplo se aplicó la expulsión”, indicó asegurando que la institución se encuentra mejorando el control sobre el personal.

Tags:

Deja tu comentario