{"multiple":false,"video":{"key":"cr57HVljFovkchvn31721","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El dueño de una tradicional juguetería de Estación Central investigó por su cuenta los tres robos ocurridos en su local, avaluados en unos $70 millones.

Ambrosio Cabrera, que lleva más de 30 años trabajando en el “Palacio del rodado”, aseguró que reunió pruebas y datos de los delincuentes, que fueron entregados a la fiscalía.

A través de redes sociales, contactó a una mujer que vendía los productos sustraídos. Aunque fueron ella y otros dos receptores fueron detenidos, solo fueron formalizados por robo en lugar no habitado y quedaron con prohibición de acercarse.

El empresario asegura que en Chile hay una “gran fábrica de delincuentes” y, lejos de pedir que se devuelva su mercadería, exige que los antisociales sean detenidos.

Tags:

Deja tu comentario