{"multiple":false,"video":{"key":"czfQhzIkApm","duration":"00:12:44","type":"video","download":""}}

Esta mañana de martes, un grupo de encapuchados ingresaron al Internado Nacional Barros Arana y lanzaron bombas hacia la oficina del rector del establecimiento, cuando no estaba en su interior.

Enrique Monrás, General de la Jefe Zona Santiago Oeste, confirmó a CNN Chile que una de las bombas se activó en la oficina “quemando una silla que había en el lugar”, y agregó que se encontraron bidones con combustible y algunas pancartas en el lugar.

El rector del INBA destacó que sólo se registraron daños menores y descartó que haya recibido amenazas de forma directa.

Además, habló sobre la frecuencia de los incidentes en el último tiempo en el recinto: “Lo que sucede es que los cortacalles son relativamente frecuentes de este grupo minoritario que tenemos en el establecimiento. Hay que dejar en claro que son 1.400 alumnos de los cuales, la gran mayoría no está en esto”.

Por su parte, la intendenta Karla Rubilar manifestó su rechazo al ataque, asegurando que “es extremadamente grave (…) lo que vivimos es una ataque directo a la comunidad escolar”.

“Cuando uno lanza una bomba molotov lanza un arma, algo que es capaz de matar a una persona. No sabe dónde va a caer, no sabe sobre quién va a caer. Cuando la lanza en frente a la oficina del rector, obviamente lo que busca es alcanzar un daño mayor, causar miedo, y aquí podrían haber matado al rector, hay que decir las cosas como son”, agregó.

Tags:

Deja tu comentario