{"multiple":false,"video":{"key":"csiTWkiqVmWmchvn37049","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Dos mujeres, madre e hija, que se dedicaban a trabajar como escorts, fueron quedaron en prisión preventiva por drogar a sus clientes para luego robarles sus pertenencias.

Se trata de Valentina Salas, que recibía a los hombres en un departamento ubicado en Independencia y se encargaba de ponerles alguna sustancia en sus tragos.

Luego, tal como registran las cámaras de seguridad, ingresaba su madre, Pamela Soto, para robarles sus pertenencias, como joyas o vehículos, que posteriormente eran reducidas en el mercado negro.

Ambas mujeres y su cómplice, Juan Quezada, fueron detenidos y formalizados este martes. Madre e hija quedaron en prisión preventiva, mientras que el sujeto quedó con arresto domiciliario.

Según la Fiscalía, no se descartan nuevas denuncias en torno a este delito.

 

Tags:

Deja tu comentario