{"multiple":false,"video":[]}

Un llamado telefónico a Carabineros de la 18° Comisaría alertó la presencia de un recién nacido muerto y en proceso de descomposición al interior de un edificio en la comuna de Ñuñoa.

Los uniformados encontraron al bebé de sexo femenino al interior de una maleta ubicada en la terraza de un departamento, según informó radio Bio Bio.

Las moradoras de esta vivienda señalaron que la maleta era de una mujer a quien le arrendaban una pieza, pertenencia que, pensaron, había dejado olvidada después de cambiar de domicilio a finales del mes de marzo.

Sin embargo, mayor fue su sorpresa al abrirla y encontrar a la niña en proceso de descomposición, por lo que Carabineros debió acordonar el lugar para realizar los peritajes correspondientes junto a la Brigada de Homicidios de la PDI.

Deja tu comentario