Este miércoles, el Tribunal Oral en lo Penal de Viña del Mar dio a conocer su veredicto sobre el macabro crimen del profesor Nibaldo Villegas, ocurrido en agosto del año pasado en Villa Alemana.

En la instancia se determinó que Johanna Hernández, ex esposa del docente, es culpable del delito de parricidio. En tanto, Francisco Silva, pareja de Hernández, fue declarado culpable por homicidio calificado. La sentencia para ambos será dará el próximo jueves 16 de mayo, a las 13:00 horas.

Tras la resolución, no se hicieron esperar las reacciones de los familiares de Nibaldo y de ambos imputados, así como también de quienes han estado cerca de ellos en este último tiempo, como es el caso del ex abogado del paramédico, Peter Pirtzl.

En entrevista con el programa No culpes a la noche (TVN), el profesional detalló las razones que lo llevaron a renunciar a la defensa de Silva.

“En algún momento él me dice: ‘¿sabes qué? Escucho voces, tengo alucinaciones en las noches acá en el centro penitenciario, no puedo dormir en las noches, me desmayo, tengo ataques’. Le dije que pidiéramos autorización al Tribunal de Garantía de Villa Alemana para que un perito particular lo revisara”, señaló el abogado, desmintiendo así la versión del paramédico sobre una posible recomendación de él para simular una patología psiquiátrica.

Lee también: Primer abogado de Francisco Silva contó por qué dejó su defensa: “Estamos frente a un grado patológico de mitomanía”

Pero luego, según contó, la relación entre ambos se volvió insostenible. “Estábamos a la espera del informe psiquiátrico y él empezó a requerir insistentemente la carpeta investigativa. Él quería manejar su defensa (…) Ya no me hacía caso, analizaba parte por parte la carpeta, la tenía subrayada cuando yo lo visitaba”, afirmó.

En la foto: Abogado Peter Pirtzl con Francisco Silva y Johanna Hernández, ambos con cascos.

Sin embargo, cuenta que en una primera instancia sí cree que le dijo la verdad e incluso le contó realmente cómo sucedieron los hechos la noche del 11 de agosto, día en que le quitaron la vida al docente.

“Él me evidenció cuál fue la dinámica de lo que sucedió realmente (…) No la puedo revelar en este momento, porque está amparado por el secreto profesional”, afirmó.

Sin embargo, el profesional dijo que, de acuerdo a la versión que Silva le entregó a él, el crimen no fue como lo relató ante el Tribunal el pasado 23 de abril. Allí el paramédico contó que él había entrado a la casa cuando Nibaldo ya estaba muerto y solo había ayudado a Johanna a ocultar el cuerpo.

Además, entregó un dato para muchos desconocidos: que en algún momento hubo un tercer sospechoso en el crimen. “Existe una tercera persona, pero no existe prueba alguna para poder inculparla”, afirmó el abogado.

Tags:

Deja tu comentario