Han pasado casi 14 meses de la misteriosa desaparición de Fernanda Maciel en Conchalí. Y aunque poco se sabe de los avances en la investigación -dado que la carpeta se mantiene bajo secreto-, esta semana podría ser clave para la familia de la joven.

Te puede interesar: “No tengo miedo de ninguna verdad”: Mamá de Fernanda Maciel encabezó marcha para exigir ley de extraviados

Este jueves 11 de abril, a las 9:00 de la mañana, Paola Correa será recibida por primera vez por el Fiscal Nacional, Jorge Abbott.

Aunque no se ha precisado de qué se tratará la reunión, la madre de Fer reconoció a La Cuarta que está esperanzada. Sin embargo, sus declaraciones fueron escuetas.

En los últimos meses, tanto Luis Pettersen (pololo de Fer) como Correa han preferido guardar silencio y alejarse de la prensa. ¿Por qué? Optaron por tomar distancia debido a la potente exposición mediática que ha tenido el caso.

Pero eso no durará mucho tiempo más. Según la mamá de la joven desaparecida, después de esta reunión con Abbott ella podría volver a referirse al tema públicamente. “Si no pasa nada, yo voy a salir a hablar”, sentenció en el matutino.

Entre bingos y búsqueda de trabajo

Aunque sus apariciones públicas han disminuido considerablemente, la vida de Paola Correa no ha cambiado en demasía durante este tiempo.

Confiesa que sigue buscando pistas de su hija por su propia cuenta y recibiendo información que la gente le quiera dar. “Sigo haciendo cosas por mi parte (…) no me puedo quedar con esa incertidumbre. Debo llegar al lugar y comprobar”, afirmó al diario nacional.

Además de eso, señaló que ha realizado bingos con sus vecinos en Conchalí y, aunque no han llegado muchas personas, admite: “agradezco todo… todo sirve”.

Por otro lado, Correa señaló que ya es hora de retomar algo de normalidad y volver a un trabajo. “Es la última vez que yo hago un bingo, quiero empezar a trabajar”, confesó.

Tags:

Deja tu comentario