Una impactante imagen dio la vuelta al mundo esta semana, la cual muestra cómo una pequeña niña ayuda a su hermano en su lucha contra el cáncer.

Beckett Burge es el nombre del menor, que en agosto de 2018 (cuando tenía solo dos años) fue diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda, un tipo de cáncer en la sangre que comienza en los glóbulos blancos en la médula ósea.

Desde ese momento, el niño ha debido soportar largas estancias en el hospital, sometiéndose a quimioterapias, así como también transfusiones de sangre y transfusiones de plaquetas.

En este proceso, importante ha sido el papel de su hermana mayor, Aubrey, 14 meses mayor, que se ha mantenido firme para acompañar a su hermano en su lucha.

Kaitlin Burge, madre de los dos niños, cuenta que Aubrey ha desarrollado un “vínculo increíble” con su hermano, detallando que evita jugar con sus amigos y prefiere quedarse en casa acompañando a Beckett y vigilarlo de cerca. Sin embargo, reconoce estar triste de que la menor haya estado expuesta a tanto.

Lee también: “Si nos quitan historia, nos cortan nuestras raíces”: La frase de un niño que sacó aplausos en Pasapalabra Kids

La mujer de 28 años, de la ciudad estadounidense de Princeton, Texas, decidió compartir una serie de desgarradoras imágenes que muestran la importancia de los lazos familiares en los momentos difíciles.

“Cuando los veo juntos, me hace feliz pero al mismo tiempo me pone triste. Tienen un vínculo increíble. Están muy unidos, ella siempre lo cuida”, contó la madre en su cuenta de Facebook.

Kennedy News and Media

Sobre la conmovedora imagen que muestra a Beckett apoyado sobre un inodoro y su hermana frotándole la espalda, la madre comenta: “No sabía lo que estaba sucediendo, pero sabía por experiencia que cuando estaba enferma, le acariciaríamos la espalda y la ayudaríamos a superarlo”.

La madre agrega que su hija se preocupó al notar que la apariencia de su hermano cambió. “No estaba segura de lo que estaba sucediendo, todo lo que sabía era que algo estaba mal con su hermano, su mejor amigo. Le explicamos que se enfermó realmente, esto es lo que sucedió, no fue nada de lo que comió o hizo, nada de lo que ella hizo, no se puede evitar y no le va a pasar a ella. Le explicamos todo e involucramos a nuestra trabajadora social”, comenta.

Lee tambiénLa notable reacción de una trabajadora con niño autista que sufrió una crisis en un parque de diversiones

“Hemos sido muy abiertos con ella, así que cualquier pregunta que tenga, la discutimos con ella, también se la explicamos con Beckett en la habitación. Él le dirá a la gente ‘Tengo cáncer’, él sabe lo que tiene. Nos aseguramos de que ella sea muy solidaria y sepa que no lo hace diferente”, agregó Kaitlin.

Se estima que el menor, de ahora cuatro años, deberá pasar otros dos años de quimioterapia, tiempo en el que seguirá estando acompañado por su familia, y especialmente, por su cariñosa su hermana Aubrey.

One thing they don’t tell you about childhood cancer is that it affects the entire family. You always hear about the…

Publicado por Beckett Strong en Martes, 3 de septiembre de 2019

Tags:

Deja tu comentario