“Usted tiene varios antecedentes. Una de mis mejores amigas sufrió un acoso por parte de usted“.

Con esas palabras comenzó su intervención en plena clase la joven universitaria Magalí Magnelli para encarar a Rodolfo Rothlin, un profesor de alrededor de 65 años de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, quien carga con varios relatos en que lo denuncian por acoso.

El hombre es un ex consejero superior del rectorado de la universidad y ex titular de la Cátedra III de Farmacología, y que, según reveló Infobae, se encuentra jubilado, pero suele ser invitado a la facultad para entregar charlas.

En diciembre junté más de 15 testimonios de chicas que fueron acosadas, algunas ya profesionales y otras futuras colegas nuestras”, continuó la joven enfrente del resto de sus compañeras.

Lee también: Alerta mundial por el ciberacoso: ¿Cómo podemos frenarlo?

Su intervención quedó registrada en un video que fue rápidamente compartido en rede sociales. “Me parece que esta bueno que a la hora de todos aplaudir un contenido sepamos de qué se trata y la pregunta apunta más a si usted estará dispuesto a ponerse a disposición de estas chicas para poder ver de que se trató”, añadió.

Lo anterior, sostuvo, “porque parece muy grave la acusación y sobre todo entendiendo que usó usted el ambiente de la cátedra 3 de Farmacología para  llevar adelante esto porque se dio en el marco de la facultad”.

De acuerdo a lo consignado por el mismo medio, actualmente la facultad, específicamente el Departamento de Género que funciona en la unidad académica, no tiene ninguna denuncia formal interpuesta por alguna alumna en contra de Rothlin.

También revisa: “¿Cómo te gusta que te pongan, fuerte o suave?”: La denuncia de acoso sexual en el Ejército que fue archivada

Pese a esto, desde el establecimiento indicaron que iniciarán un sumario administrativo y que la estudiante será convocada para ampliar su declaración.

En su relato, Magnelli hace alusión a testimonios de mujeres que habrían vivido situaciones de acoso con el ex académico desde el año 1998, y debido a que que no entrega ningún nombre, deberán citarla para entregar las identidades.

“Dime las cosas mirándome a los ojos”

Según reveló Infobae, una de las denuncias a las que se hace alusión es la de una joven que el 16 de julio del 2015 en la Facultad de Medicina, cerca de las 16:00 horas, dijo haber vivido un encuentro con Rodolfo Rothlin en el ascensor del recinto.

Según dice, el hombre le preguntó en qué año de la carrera se encontraba y la invitó a visitar la cátedra de la cual él es titular. Si bien al comienzo sincera que estaba impresionada “que alguien con semejante grado de jerarquía quisiera o tuviera interés en hablar conmigo”, todo derivó en una situación muy incómoda.

Te puede interesar: Canción póstuma de Katy Winter será el himno para el Día Nacional Contra el Ciberacoso

“Ingenua y desconociendo que este tipo de cosas pasan en la facultad, no me negué a aceptar la propuesta de entrar a su oficina, yo estaba muy a gusto con la conversación”, añadió.

Es así como “se fueron filtrando muchas preguntas incómodas, que cada vez me iban poniendo más nerviosa”, como las siguientes:

– “¿Qué grado de responsabilidad sentís en estar sentada acá conversando conmigo? Yo imaginaba que se refería, a que yo era una nadie para él y él alguien jerárquicamente por encima. Ahora me doy cuenta de que el asumía una responsabilidad respecto a sus intenciones en estar con una alumna en su oficina”.

– “Hace calor, sácate la campera”. No, está bien, respondí. “Sácate la campera, ¡eso demuestra seguridad! pongámonos cómodos”.

– “Dime las cosas mirándome a los ojos”.

– “Eres muy madura, escuchándote hablar no puedo creer que tengas 19 años, me gustaría que tengas unos 26, me encantaría hacer una proyección. Me cuesta mucho imaginarme que tenés 19 años”. (En ese momento yo creí que hacía referencia a mi trayecto como estudiante. Ahora me doy cuenta de que hablaba de algo personal).

– “No voy a dejarte ir, no quiero que se termine esta charla, no sé cómo terminar esta charla”.

– “Se nota que tenes un bocho (inteligencia) que todo el día trabaja, nunca paras para conseguir lo que quieres, lo percibo, me doy cuenta, eres alguien creativa seguramente”.

– “El único defecto que tienes es que eres muy linda. Porque qué pasa si todo tu contenido intelectual y como te muestras lo ponemos en una chica fea. Para mí no es lo mismo”

– “Eres linda. ¿Vos te ves linda? ¿Cómo te gusta que te vean los demás? ¿Por tu foto o por tu bocho?”.

– “Yo no quiero que me conozcas como un titular de cátedra, yo quiero que me conozcas como Rodolfo Rothlin”.

– “Te voy a acompañar a la puerta, va al lugar donde nos encontramos, el ascensor, el lugar donde te secuestré. Acuérdate de esta charla, acuérdate de todo esto. Yo sé que te vas a volver a tu casa pensando en todo esto”.

Tags:

Deja tu comentario