{"multiple":false,"video":{"key":"b4AT6OOAHH","duration":"00:03:23","type":"video","download":""}}

Han transcurrido exactamente dos meses desde la muerte de la modelo Nayara Vit, quien cayó desde un balcón que compartía con su pareja, Rodrigo del Valle. Un suceso que al comienzo estuvo marcado por declaraciones que apuntaban a un presunto suicidio, sin embargo, dicha hipótesis ha sido refutada por sus familiares y amigos, quienes apuntan a del Valle como principal sospechoso en un eventual homicidio.

La investigación del caso es liderada por el fiscal Omar Mérida, quien se ha encargado de instruir la toma de relatos de testigos, entre los que destaca el de una carabinera de la Sección de Investigación Policial (SIP) que llegó esa madrugada al sitio del suceso.

La uniformada identificada como Rocío Catalán, sostuvo en el interrogatorio que esa misma noche conversó con un funcionario de Seguridad de Las Condes, el que le habría manifestado que habían llegado llamados al 1402 alertando sobre gritos y una posible pelea, así como el sonido de un balazo, consignó La Tercera.

Lee también: Francisco Huaquipán quedó en prisión preventiva tras ser imputado por tráfico de drogas

En este relato, contenido en el expediente judicial del caso, Catalán expresó que ni ella ni el funcionario municipal sabían cuántos fueron los llamados recibidos por la plataforma. Por tanto, decidieron consular a la central para obtener el dato, desde donde les habrían indicado que tampoco podían corroborar si es que estas alertas ocurrieron antes o después de la muerte de Vit.

Sin embargo, lo más engorroso de esta situación, es que pese a que la uniformada aseguró que le informó de esto a los carabineros responsables del procedimiento, lo anterior no fue indicado en el parte oficial recibido por el Ministerio Público.

Cabe señalar que dentro de los antecedentes clave del deceso de la modelo brasileña, están las alegaciones realizadas por el abogado de la de la familia, Cristián Cáceres, apuntando a la teoría de un posible homicidio debido a dos factores principales.

El primero de ellos sería que Nayara Vit contaba con lesiones previas a su caída, así como la rotura de las mallas de seguridad en los balcones inferiores al de su departamento, de lo cual se desprendería que ella intentó aferrarse a éstas para evitar su muerte.

Lee también: Visitó a su pequeña hija y nunca más volvió a casa: Reanudan búsqueda de joven desaparecido en Osorno

Retomando la declaración de Catalán en torno a este suceso, en el interrogatorio se insistió sobre estos llamados que podrían ser trascendentales en la investigación. Al respecto, la uniformada señaló que pese a que fue un dato que le generó suspicacias, la falta de certezas en torno a dichas alertas y sus horarios, y la calificación del deceso por presunto suicidio, habrían ocasionado que decidiera no continuar indagando en lo ocurrido.

Otro punto relevante son las cámaras de seguridad del edificio emplazado en calle Las Torcazas. De acuerdo con lo señalado por el medio mencionado, los registros muestran que Vit no tuvo dificultades para caminar hacia su domicilio, lo que descartaría que haya estado bajo los efectos del alcohol.

Asimismo, Catalán sostuvo que llegó a las 3 de la madrugada al recinto tras notificarse la muerte de Nayara Vit. En su declaración, dijo que el departamento que compartía la mujer de 33 años con su pareja, estaba ordenado y sin signos de pelea. Pero que sus colegas le informaron que antes que ella cayera al balcón, se reportó también la caída de un macetero a pocos metros de donde fue encontrado el cuerpo de la modelo.

Tags:

Deja tu comentario