La vida de un lactante de menos de dos semanas de vida estuvo en serio peligro tras recibir un beso en la boca de una persona que fue a visitarlo.

El menor contrajo herpes labiales que derivó en que estuviera con ventilación mecánica y recibiendo comida a través de una sonda, en un suceso ocurrido en Inglaterra.

Te puede interesar: Guagua resultó con hematomas tras caer con su madre en plena calle

La guagua estuvo 21 días internado mientras se estabilizaba su salud. Luego de esto y tras un intenso trabajo médico pudo ser dado de alta.

“Oliver Jaz Miller nació el 3 de agosto y cuando tenía 11 días dejó de beber leche durante la noche y empezó a tener fiebre. Al día siguiente mi pareja y yo lo llevamos al hospital y allí lo ingresaron con oxígeno, una sonda para que se alimentase y numerosas vías”, relató en su cuenta de Facebook la madre del niño con la idea de concientizar al resto de los padres para evitar estos actos.

Oliver Jaz Miller was born 3rd of August 2018 via emergency C-section. when he was 11days old, he slowly stopped…

Publicado por Lucy Kendall en Miércoles, 5 de septiembre de 2018

Tags:

Deja tu comentario