Matías, joven trans que sufrió una fuerte golpiza por parte de dos sujetos y que habría sido presuntamente motivada por su orientación sexualaccedió a hablar con los medios casi 14 horas después de la agresión.

El adolescente contó que se encontraba solo en la plaza ubicada en la intersección de Calle Quiapo con Calle Armando Lira escribiendo un libro cuando dos sujetos se le acercaron y le pidieron un cigarro. “Les dije que no tenía. Vieron mis uñas pintadas y me dijeron que era una lesbiana, que me iban a matarme empezaron a pegar“, relató.

Fue en ese momento, que uno de los dos hombres sacó un elemento filoso con el que le cortaron la cara y le marcaron una esvástica en el brazo. El joven explicó que no vio las caras de sus atacantes pues estaban encapuchados pero que sí alcanzó a escuchar algunas consignas nazis.

“Quise gritar pero no me salía la voz. Con el miedo que tenía no pude gritar ni pedir ayuda“, lamentó.

Lee también: Le marcaron esvásticas en el brazo: Revelan brutal ataque a joven trans en la comuna de Pedro Aguirre Cerda

Matías dijo que, tras el ataque, decidió no acudir a Carabineros pero que luego de analizarlo pensó que exponer su caso podía ayudar a que otras personas que sufran este tipo de agresiones también se atrevan a denunciar.

Ya basta de homofobia, discriminación, de mantanzas y golpizas a los chicos gays, lesbianas y trans. Ya no puede seguir pasando esto. Debieron haber tomado conciencia con el homicidio de Daniel Zamudio”, comentó. Y agregó: “Esto va a seguir pasando si no se hacen cargo“.

Oscar Rementería, vocero del Movilh, señaló que colaborarán con toda la asesoría y representación judicial y expresó la preocupación que tienen en la institución por el aumento de los casos de delitos de odio durante los primeros meses de este año.

“Hemos contabilizado 10 agresiones homofóbicas o transfóbicas en lo que va del año 2019 y ya lo estamos considerando como una oleada de delitos de odio en contra de la diversidad sexual”, indicó.

Rementería insistió en que la Ley Antidiscriminación debe ser “modificada y mejorada” y también instó para que se le ponga urgencia a la ley que sanciona la incitación al odio. “No podemos estar esperando que se cometan agresiones en contra de las personas, lo que tenemos que hacer como sociedad responsable es prevenir”, dijo.

La Subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, valoró la decisión de Matías de denunciar y hacer pública la situación para que estas situaciones no permanezcan en el anonimato y se puedan realizar las denuncias correspondientes. En la instancia comentó que se va a acompañar y monitorear constantemente al menor que aún se encuentra en estado de shock.

Además, señaló que esta situación “Es una responsabilidad de Estado. Tenemos un proyecto de ley en el congreso que debe avanzar mas rápido pero, insisto, una ley no es suficiente. Necesitamos un compromiso de la sociedad de repudiar este tipo de violencia y en eso colaboramos todos”.

 

 

Tags:

Deja tu comentario