Una profesora de 28 años reconoció ante la justicia norteamericana que mantuvo relaciones sexuales con su alumno de 15 años y que, además, lo había seducido con mensajes hot a su celular.

La docente, identificada como Lindsey Banta Jarvis, también admitió que la relación pasó rápidamente de ser virtual a concreta, pues comenzaron a intimar.

Fue por ello que se declaró culpable de violación en tercer grado y sodomía en tercer grado, dejando impactada a la comunidad escolar de la ciudad de Versailles, en Kentucky, Estados Unidos. Y no solo eso: provocó que la prensa norteamericana la calificara como “hermosa y perversa”.

La investigación para determinar si había un vínculo sexual entre ambos comenzó en agosto de 2016, cuando un policía de Versailles descubrió a la profesora y al niño en un automóvil a la 1:17 horas, en un parque del Condado de Woodford.

Según el diario local Lexington Herald Leader, en esa oportunidad se supo que el menor había escapado de su casa sin permiso para encontrarse con Jarvis. Luego se reveló que ambos llevaban tiempo enviándose mensajes de alto contenido erótico y manteniendo relaciones sexuales.

Autos y parques: el escenario de la pasión

La investigación también reveló que la profesora tomaba muchas precauciones para que nadie los viera juntos, no solo porque era casada, sino que además porque sabía que era ilegal.

En varias ocasiones se encontraron en parques, donde daban rienda suelta a su pasión. Otras veces ella lo iba a dejar en su auto a su casa en Lexington y aprovechaban el viaje para tener sexo.

Luego de confesar los delitos, la profesora fue sentenciada a 18 meses de prisión. Y pese a las revelaciones, su esposo la ha acompañado en todo momento.

 

 

Tags:

Deja tu comentario