{"multiple":false,"video":{"key":"oVomHIwCAX","duration":"00:05:37","type":"video","download":""}}

En la jornada de este lunes se llevó a cabo una audiencia de revisión de medidas cautelares para Hernán Calderón Argandoña, luego que su padre pidiera cambiar la tipificación del delito por el que se le acusado, de parricidio frustrado a lesiones graves en contexto de violencia intrafamiliar.

Pese a la petición de la defensa, quien solicitó que se cambiará la medida preventiva a arresto domiciliario total, el Tribunal mantuvo la prisión preventiva.

Quien también se alineó con el abogado de Nano, fue el propio querellante, Hernán Calderón Salinas, quien en la audiencia se tomó casi 10 minutos para hablar.

Lee también: Kel Calderón: “La defensa de mi hermano amenazó con utilizar el movimiento feminista a su favor”

En la instancia, mostró que sus manos se encuentran en perfecto estado. “Tengo todos mis dedos funcionado, estoy trabajando hace una semana, no tengo problemas”, aseguró.

Además, aclaró que el imputado “nunca” tuvo intención de matarlo, indicando que incluso quiso quemar su auto. “Cómo iba a dañar un vehículo que yo no iba a ver (…) si me hubiera querido matar, ya estaría muerto”, señaló.

El abogado aclaró que la anterior querella por parricidio frustrado se debió que “uno está con la adrenalina, con el dolor, con una rabia”, pero “el imputado no vino a matarme”.

Lee también: Retira parricidio frustrado: Hernán Calderón pide recalificar el delito de su hijo por lesiones graves

Al finalizar, instó al Tribunal a cambiar la medida cautelar, asegurando que “hay montones de casos en que un imputado con hechos más graves gozan de la medida cautelar de arresto domiciliario total”.

Pese a sus intenciones, su hijo se mantendrá en el penal Santiago I a la espera del plazo que dura la investigación.

Tags:

Deja tu comentario