Que la ardilla gigante de malabar duplique el tamaño de sus conocidos parientes castaños y grises ni siquiera es lo más llamativo. Lo que cautivó al fotógrafo Kaushik Vijayan fueron sus extraños y cautivantes colores.

Y es que la Ardilla de Malabar habita en las profundidades de los bosques de la India mide cerca de 90 centímetros desde la cabeza hasta la cola. Además es capaz saltar hasta los seis metros cuando va de árbol en árbol.

“La respuesta que recibo de la gente en las redes sociales cuando publico una foto de las ardillas gigantes alimenta mi entusiasmo por salir“, comentó el fotógrafo de 39 años a The Sun.

En la misma línea, contó que “fue cuando compartí algunas de las fotografías en las redes sociales que muchos de mis amigos y seguidores vinieron a conocer sobre la Ardilla Gigante de Malabar y todos se sorprendieron por su aspecto”.

Las ardillas me fascinaron y me emocioné al captar esta belleza con mi cámara“, remató.

Esta especie de color brillante prefiere buscar nueces y frutas en las copas de los árboles, para así mantenerse alejados de los depredadores terrestres.

Otro de sus rasgos distintivos son sus grandes mechones de orejas peludas y patas delanteras robustas.

En tanto que el profesor de la Escuela de Medio Ambiente Natural de la Universidad de Arizona, John Koprowski, detalló a The Dodo que “en el denso bosque los colores irregulares y los tonos oscuros son una gran adaptación para evitar la detección.

Tags:

Deja tu comentario