Por Fernanda Jure
{"multiple":false,"video":{"key":"czoX8Vd1c8T","duration":"00:01:14","type":"video","download":""}}
  • VIDEO RELACIONADO – Autoridades desmienten inundación al interior de hospital modular Barros Luco (01:16)

Imágenes impactantes se registraron en el Hospital San Martín de Quillota. En distintos videos se puede apreciar el piso completamente inundado y filtraciones de agua que humedecían las paredes.

La situación se originó debido a una falla en un estanque de agua que abastece a gran parte del centro asistencial, afectando el sector de pabellones y obligando a cortar el suministro en todo el recinto.

Los hechos ocurrieron pasadas las 11 de la noche, por lo que algunos pacientes debieron ser evacuados y trasladados a otros servicios de salud.

Además de ello, se generó la contaminación de una de las salas del recinto hospitalario por filtración de agua.

Desde el centro médico confirmaron que se trató de un sólo pabellón afectado, que se encontraba sin uso y que la sala correspondía a Cirugía de Mujeres.

Debido al problema de abastecimiento de agua, se cerraron seis pabellones y se suspendió a la atención de la unidad de urgencias adulto e infantil. Sólo se recibieron urgencias vitales y las consultas de menor complejidad fueron derivadas hacia la Atención Primaria de Salud, en coordinación con el municipio.

Por su parte, la Urgencia Respiratoria, orientada a atender los casos posibles y confirmados de COVID-19, continuó operando con normalidad.

Claudio Fernández, director del hospital, explicó que durante esas horas la atención siguió “siendo igual que siempre, el único inconveniente fue la disponibilidad de agua para algunas funciones básicas”. Asimismo hizo un llamado a los familiares de los pacientes trasladados. “La atención está disponible en plenitud, pueden estar tranquilos, sus parientes están recibiendo la atención adecuada“, señaló.

Lee también: Comisión de Salud aprueba proyecto que facilita testeo de vacunas COVID-19

Los responsables de la falla

El seremi de Salud de Valparaíso, Francisco Álvarez, detalló que no hubo ni pacientes ni funcionarios afectados y que se trasladó a siete pacientes críticos de manera preventiva.

“Existió una rotura interna de la matriz que alteró el suministro normal que tienen de agua potable, se está evaluando las causas de la rotura”, explicó. De forma provisoria se instalaron otros contenedores para abastecer al resto de pisos y áreas. Actualmente el sistema de distribución de agua se está restableciendo paulatinamente.

Desde el Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, señalaron que el recinto está funcionando con normalidad y que tras la rotura de la matriz se inundó el piso, que fue limpiado y sanitizado inmediatamente.

Por su parte, el gobernador de Quillota, Iván Cisternas, explicó que tras la filtración desde un estanque que se encuentra en altura, cayó una plancha del cielo falso del pabellón, y que esto habría originado la inundación.

Lee también: Minsal reporta 1.813 casos nuevos y 93 fallecidos en las últimas horas

La entidad indicó que la fuga de agua y posterior inundación fue solucionada en aproximadamente una hora y que no hubo daños de equipos. Aclararon que, debido al agua, algunos elementos estériles resultaron contaminados, situación que obligó a realizar una desinfección completa.

De los internados críticos, 19 padecen coronavirus, por lo que sus familias fueron inmediatamente contactadas. Desde Redes Asistenciales evaluaron la posibilidad de trasladarlos a la Región Metropolitana, pero una vez resuelto el desperfecto, se desechó la opción.

La Empresa Sanitaria de Valparaíso, Aconcagua y Litoral (ESVAL) aclaró que la filtración tuvo origen en la red interior del inmueble y dispuso de tres estanques estacionarios para reforzar el abastecimiento de agua potable, indispensable en un recinto hospitalario, para apoyar la normal atención de salud. Además, la sanitaria está asesorando técnicamente para revisar las causas de lo ocurrido y evaluar posibles mejoras en las instalaciones del hospital.

Lee también: Acusado de abuso sexual contra una niña de 7 años en Quillota quedó en libertad: Fiscalía no pidió prisión preventiva

Por su parte, el subsecretario de Salud, Arturo Zúñiga, anunció que solicitaron a Esval, presentar un informe sobre las fallas y causas del desarreglo: “Las mantenciones estaban al día. Les hemos pedido que hagan una evaluación completa del suministro de agua potable para evitar que esto vuelva a suceder, antes de que nos cambiemos al nuevo hospital que está en construcción y que ya tiene un avance de un 93%”.

Tags:

Deja tu comentario