{"multiple":false,"video":{"key":"cqlSdaZ8ZYBcchvn20665","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Luego de nueve años en prisión tras ser condenado por delitos sexuales en contra de sus dos hijos, Jorge Tocornal salió en libertad condicional, aunque hasta el día de hoy mantiene firme su declaración de inocencia.

Precisamente esa postura lo llevó a rechazar opciones previas para salir de reclusión esperando que la Corte Suprema revocara su sentencia, pero como eso no ocurrió, se acogió al mismo beneficio que tanto dolor de cabeza ha traído últimamente a las autoridades del gobierno, Gendarmería y Poder Judicial.

Sin embargo, el caso de Tocornal es distinto, ya que cumplía con conducta impecable, superó los dos tercios de su condena y participó de talleres intrapenitenciarios. Su “único pecado” fue no mostrar arrepentimiento de los delitos que lo llevaron a la cárcel, ya que hasta el día de hoy asegura que es inocente y que nunca violó a su hijo mayor ni obligó al más pequeño a realizar actos de significación sexual.

En conversación con La Tercera comenzó afirmando que considera injusto que se le compare con cualquiera de los otros reos beneficiados por la polémica libertad condicional, ya que su reclusión “es un ámbito fuera de la verdad”.

Sin embargo, el caso no afectó solamente a Tocornal. Sus dos hijos optaron por cambiar su apellido, algo que ocurrió el año 2011. Su motivación principal eran las burlas constantes que recibían por todo lo que les había tocado vivir, aunque socialmente ya no se identificaban con el apellido de su padre.

Aunque volviendo a la figura del ex ejecutivo bancario, este afirmó que eso “no es obra de ellos, eran muy chicos en esos momentos y con problemas importantes, sobre todo de madurez; fueron manipulados como en toda esta situación, estos no son temas nuevos en el mundo”.

Tags:

Deja tu comentario