El padre de José Miguel Uribe, una de las personas que murió estas semanas de manifestaciones en el país a raíz del disparo de un militar en Curicó, aseguró que ninguna autoridad se acercó a entregarle el pésame.

Ninguno de esos me dio sus condolencias. El único que ha estado presente es el alcalde de Curicó (Javier Muñoz)”, afirmó Nelson Uribe en entrevista con la revista Sábado.

José Miguel, padre de un niño de casi dos años, es una de las 23 personas que han fallecido durante este periodo de movilizaciones en el país. Sin embargo, en su caso habría sido víctima del ataque de un militar aún cuando ni siquiera había estado de emergencia en su ciudad.

Su vida fue una radiografía del descontento, en la que se entrecruzan las precarias condiciones que conoció en Santiago, el desempleo y el dispar acceso a la salud”, se lee en el reportaje de Sábado.

Lee también: SML realizó declaración por artículo donde se denuncia que no realizaron pericia a uno de los muertos en fábrica de Kayser

El “Chino”, como era apodado por la forma de sus ojos, trabajó en Santiago limpiando vidrios en las alturas de algunos edificios de Providencia. Jacqueline Antipani, madre de José Miguel, aseguró que se levantaba a las 6 de la mañana día a día para viajar dos horas desde La Cisterna a su trabajo.

Eventualmente junto a su pareja tuvieron un hijo, Baltazar, quien tuvo problemas de salud a temprana edad, lo que obligó a sus padres a trabajar tiempo extra.

Si bien trabajó incluso fines de semana, eventualmente necesitó dedicarle tiempo a estar con Baltazar. Por eso pidió una licencia, algo que desde su trabajo respondieron despidiéndolo. A eso se sumó la larga espera que debía enfrentar en cada visita al hospital.

“Él conoció la desigualdad en Santiago”, dijo su padre. En junio de 2018 José Miguel volvió a sus tierras, arrendó una casa cerca de su familia y continuó trabajando como soldador.

Mural dedicado a José Miguel Uribe.

El domingo 20 de octubre, cuando las manifestaciones ya se habían tomado parte del país, llamó a Jacqueline para ver si Baltazar podía quedarse con ellos, pues junto a su pareja Belén querían ir a marchar.

“Le dije que no podía, porque tenía un bingo. También le dije que para qué iba a andar leseando, que mejor se quedara en su casa. Pero me contestó: ‘No, mamá, hay que ir. Porque si no apoyamos, si nos quedamos sentados, las cosas no van a cambiar’“, contó la madre de José Miguel.

Carlos Gajardo, abogado de la familia Uribe Antipani, aseguró que “el día que José Miguel es asesinado, el 21 de octubre, se habían levantado barricadas en la Ruta 5. En el momento de los hechos él estaba ahí y, al oír los disparos, junto a sus amigos, huyó del lugar como gran parte de la gente. En ese momento, cuando va huyendo, recibió el disparo“.

Cuando vi a mi hijo pensé en la injusticia de la vida. Porque a fin de cuentas es injusta la vida. Los cabros crecen y cuando ya han planteado una vida por delante, mira lo que pasa”, dijo Nelson.

Lee también: Ministro Ward asegura que el Gobierno ha demostrado que está comprometido con los DDHH

Por el homicidio de José Miguel fue formalizado el cabo segundo Juan Carlos Reyes, de 26 años. Nelson, sin embargo, ha señalado que “sería irresponsable de mi parte odiar a una persona que no está condenada”.

“Hasta que no se diga la última palabra, hasta que digan que él es el culpable, ahí sí. Pero por ahora no”, agregó.

Además, el padre del Chino aseguró que para él “el que les dio el poder a los militares es el culpable. Y el culpable de la muerte de mi hijo tiene nombre y apellido: se llama Sebastián Piñera“.

Tags:

Deja tu comentario