El viernes pasado, un grupo de arrieros informaron del hallazgo de un cuerpo en el fondo de un precipicio en el Parque Nacional Radal Siete Tazas, en la región del Maule.

Hasta el lugar se trasladó personal del GOPE de Carabineros, quienes, debido a la complejidad del camino, recién el sábado pudieron acceder hasta el sector El Colmillo, en la Quebrada del Diablo, donde fue localizado el cuerpo.

Según informó Bio Bio, gracias a que la víctima andaba con sus documentos en su vestimenta, lograron identificarla. Se trata de Sebastián Jofré, excursionista y cabo segundo del Ejército de Chile, de 31 años, que desapareció en enero pasado.

Debido a que los restos tienen una larga data de muerte, fueron trasladados al SML de Curicó para realizar la autopsia respectiva y ratificar la identidad.

En tanto, desde la Fiscalía no descartan que el deceso de Jofré haya sido causado por una caída accidental.

Vale recordar que el pasado 21 de enero, el joven había salido con amigos desde Talca con rumbo a la cordillera. Juntos visitaron el sector de El Bolsón, que cuenta con senderos, bosques y quebradas, sin embargo, se separaron con la intención de volver a reunirse en 2 días en Molina. Jofré nunca volvió. Pese a la intensa búsqueda, donde además participó el Ejército, no encontraron rastros de él hasta ahora.

Tags:

Deja tu comentario