Imagen Referencial / AgenciaUNO

La vida de una mujer cambió radicalmente desde que se filtraron imágenes captadas por las cámaras de seguridad de Quintero, en las que aparecía besando a un hombre que no era su esposo.

“Yo tengo el derecho de hacer lo que quiera con mi vida. Las cámaras se enfocaron netamente en mi persona, viendo dónde me dirigía, con quién estaba”, comentó la afectada en entrevista con BioBioChile, donde aseguró que el hecho la llevó a pensar en quitarse la vida.

Por esta situación, la mujer presentó una demanda contra la Municipalidad de Quintero, en la que solicita una indemnización de 150 millones de pesos, por vulnerar la ley de protección a la vida privada y datos personales.

Según comentó la implicada, desde que las imágenes se difundieron no ha podido salir sola a la calle y prefiere mantenerse encerrada en su casa.

Más informaciones: Quintero: Operador de cámara de vigilancia que filtró imágenes de infidelidad de mujer fue apartado de sus funciones

A través de un comunicado, el municipio respondió a la demanda y señalaron que hasta el momento no han sido notificados de la querella. No obstante, afirman que actuarán judicialmente como corresponde. A la vez, destacaron que el alcalde Mauricio Carrasco ordenó una investigación interna por el caso de las cámaras de seguridad.

En sus declaraciones con el citado medio, la mujer contó que cuenta con el apoyo de toda su familia y de sus más cercanos, quienes estaban enterados del estado de su relación. “En ningún momento fui infiel, yo ya no estaba con mi pareja. Estábamos separados, dormíamos en distintas piezas. Los niños no estaban muy al tanto de esta situación”, precisó.

Por esta difícil situación, está recibiendo ayuda psicológica de forma particular, debido a que no desea pedir ayuda a ningún servicio público, por miedo a que suceda nuevamente lo mismo y que se filtren a la opinón pública aspectos de su vida privada.

Tags:

Deja tu comentario