{"multiple":false,"video":{"key":"crzM2Z1gqIoIchvn30941","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

En un fallo histórico, la justicia condenó por robo con violencia a una inescrupulosa mujer que drogaba y luego robaba el dinero de las pensiones de abuelitos en Chillán.

Antes de esta condena, otros delincuentes habían recibido una pena menor por hurto que, incluso, cumplían en libertad.

“Me dio un té y me dormí”, relató una de las ancianas que fue víctima de uno de los robos. Una vez dentro de las casas de los adultos mayores les daba clonazepam en un té que ella misma preparaba.

Lo relevante n inédito en este juicio oral en contra de Magdalena Polanco Lagos, fue que la fiscalía logró que la condenaran por robo con violencia y no por hurto, aumentando en 10 años las penas, y demostrar que la violencia no es solo darle un golpe a alguien.

Tags:

Deja tu comentario