En los últimos días ha llamado la atención el despliegue que tuvo el velorio de Bastián López Reyes, joven de 19 años que fue acribillado en un “ajuste de cuentas”, no solo dentro de barrio de la comuna de Conchalí, sino también fuera de él.

El pasado martes, el cuerpo de “El pollito” viajó a Chillán junto a familiares y amigos, para que su madre, Johanna Reyes, que se encuentra recluida en la cárcel de esa ciudad por tráfico de drogas, pudiera despedirlo.

Te puede interesar: Así era la vida de “El pollito”, el sujeto acribillado que motivó un extenso “narcovelorio” en Conchalí

La medida, según explicaron las autoridades en su minuto, respondía a que era más práctico, en términos de seguridad, trasladar el cuerpo del joven asesinado que llevar a la madre a Santiago.

Además, según trascendió, habría sido autorizada por el Juzgado de Garantía de Chillán. Sin embargo, este jueves Claudia Madsen aclaró que no fue ella quien autorizó el traslado del cuerpo desde Santiago hasta la cárcel.

En el documento enviado al diario La Discusión, Madsen señaló que le llegó una solicitud del defensor privado de la madre de Bastián, donde apelaba a razones humanitarias y pedía autorización para realizar la despedida en el frontis de la cárcel.

“Su defensor penal privado presentó ante Gendarmería un requerimiento para despedirse de su hijo fallecido en el frontis de la cárcel junto a su pareja imputado por el mismo hecho. Esta solicitud fue visada por el consejo técnico de Gendarmería que dio respuesta favorable enviando el escrito al tribunal, que a su vez y con los antecedentes expuestos acogió la solicitud amparado”, explica la magistrada en el comunicado.

Sin embargo, finalmente el velorio se realizó al interior del penal y no en el frontis. Al respecto, la jueza dijo que fue una decisión de Gendarmería.

“Lo decidimos por un asunto de dignidad para los imputados, creemos que no correspondía que esa situación se desarrollara afuera del penal”, señaló el coronel Gonzalo Hermosilla, director regional de Gendarmería.

Además, la jueza aclaró que no se le informó que se trataba de un féretro trasladado desde Santiago, por lo que el despliegue policial efectuado en el traslado no fue autorizado por el Juzgado de Garantía de Chillán.

Tags:

Deja tu comentario