{"multiple":false,"video":[]}

Esta vez un menor de 11 años fue víctima del conocido “cuento del tío”, luego que desconocidos llamaran a su casa pidiéndole dinero y especies que ayudaran a su padre que, supuestamente, se encontraba lesionado.

Tras caer en el engaño, el menor, por sus propios medios y portando un notebook, una consola de videojuegos y cuatro millones de pesos en efectivo, se trasladó desde la ciudad de Rancagua hasta la Región Metropolitana, arribando al terminal de buses donde se encontraría con uno de los autores de la llamada, quien retiraría las especies.

La madre del menor fue quien se percató de su ausencia, junto con las especies y el dinero, dando aviso inmediato a Carabineros, quienes realizaron las diligencias correspondientes, según informó El Tipógrafo a través de su sitio web.

Fue así como personal uniformado de Rancagua se coordinó con policías de la comuna de Estación Central, donde se ubican los terminales de buses más importantes de la capital, quienes dieron con el niño, quien quedó bajo su custodia.

Sin embargo, el ilícito se logró concretar, quedando en poder de los antisociales el dinero y las especies, mientras que el menor fue encontrado sin lesiones.

Tags:

Deja tu comentario