FOTO: Twitter @iansalgadov

A horas de que se aprobara en el Senado la idea de legislar el proyecto que regula el matrimonio igualitario entre personas del mismo sexo, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) dio a conocer una denuncia de discriminación contra una pareja lésbica.

La situación quedó registrada en un video que se comenzó a viralizar rápidamente en redes sociales una vez la organización, y la propia denunciante identificada como Kass Acevedo, publicaran el registro.

En las imágenes se aprecia el momento en que la mujer encara al administrador del local Saki Sushi, Alejandro Jara, por un supuesto acto discriminatorio contra ella y su pareja cuando quisieron comer en el local.

Nos echaron por ser lesbianas“, dice la mujer que está grabando con el celular en el recinto ubicado en Santa Victoria con Fray Camilo Henríquez, en la comuna de Santiago, en la Región Metropolitana.

De acuerdo al relato que hacen en la denuncia, una de las personas que trabaja en el lugar, específicamente la cajera, les pidió que se fueran, debido a que había una familia con una niña menor de edad, indicando que no estuvieran “tan cerca” la una de la otra.

Es sentido común, cómo le explicas a una niña chica“, dice el chef del local que también se encontraba en el lugar, tal como se aprecia en el video. “Se le explica igual que todo, resolvamos esta situación con tranquilidad“, añade el dueño.

“¿A ti te afecta?”, le pregunta la mujer que está grabando a la niña que estaba mirando la situación. La pequeña niega moviendo con la cabeza, mientras la madre y el padre se cruzan de brazos y sonríen ante la actitud de la niña. “Somos otra generación”, añade una de las mujeres.

Lee también: Denuncias a colegios por exigencias de textos, útiles y uniformes disminuyen un 65% en los últimos 5 años

La situación se puso aún más tensa cuando el chef se volvió a meter en la escena entregando respuestas burlescas y mofándose de la situación diciendo que están “haciendo show”.

CHV Noticias se intentó comunicar con el local mediante varias llamadas, pero no se obtuvo respuesta en ninguna oportunidad. Además, la cuenta de Facebook se encuentra desactivada y la de Instagram fue puesta en modo privado.

Esta situación también fue reportada por el Movilh en sus redes sociales, donde concluyeron diciendo “basta de abusos”.

En la misma línea, Daniela Andrade, vocera de la organización, apuntó que “repudiamos este evidente abuso que violenta la ley del consumidor y la Ley Zamudio”. Junto a esto, anunció que realizarán una denuncia al Sernac.

Tags:

Deja tu comentario