{"multiple":false,"video":[]}

La Brigada Antinarcóticos Metropolitana de la PDI, en colaboración con la Fiscalía Metropolitana Centro Norte, desarticuló una red de traficantes de drogas, deteniendo a 10 personas y decomisando 529 kilos de pasta base de cocaína en proceso de elaboración, en un laboratorio clandestino que tenía la organización criminal.
Con las diligencias se incautaron cinco vehículos que usaban para el transporte de la drogas y efectuar las transacciones. Uno de los móviles estaba acondicionado para llevar oculta la sustancia ilegal y en las diligencias también se decomisaron armas y dinero.
Según informó el jefe nacional de Antinarcóticos y Crimen Organizado de la PDI, prefecto inspector, Leonardo Acuña, los detenidos tenían tres parcelas en la Región de Valparaíso, una en Algarrobo y dos en Hijuelas, en una de las cuales tenían el laboratorio y estaba la droga.
El oficial indicó que los detenidos forman parte de una organización familiar y aseveró que con la pasta base incautada se evitaron que 8 millones de dosis llegaran al mercado nacional. Estas fueron avaluadas en 8 mil millones de pesos.
Las pesquisas se realizaron durante tres meses y el alcaloide era traído desde Bolivia, el cual luego era procesado para ser aumentado y purificado mediante elementos químicos en el laboratorio. La banda podía transformar un kilo en dos.
Finalmente, se informó que dos de los detenidos sólo quedaron citados a declarar y los otros ocho enfrentarán la audiencia de control de detención imputados por tráfico de drogas y asociación ilícita.

Deja tu comentario