{"multiple":false,"video":{"key":"cr4XZbNX052Ychvn31643","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

A presidio perpetuo fue condenada la madre de un niño de tres años, a quien dio muerte en 2014 en la comuna de Viña del Mar.

Finalmente, la sentencia de la justicia, tras conocerse el fallo de culpabilidad por parricidio, fue cadena a perpetuidad, debido a las evidencias y que confirmaron el escalofriante actuar de la madre, quien comenzó a ser conocida como “la Quintrala de Recreo”, debido al sector en que habitaba en la ciudad jardín.  

Patricio Haberle, padre del menor asesinado, expresó a las afueras del tribunal que “eso era lo que tenía que suceder. Ella tiene que estar lejos de las personas que ella les puede hacer daño. Es un peligro para la sociedad”, indicó sobre su ex pareja, Paola Romano.

La abogada defensora de la mujer, Paola Vílchez, explicó que la ausencia de la mujer en la lectura de su sentencia, se debió a una recomendación que ella misma le dio a su clienta, “debido al estado emocional en el que ella se vio y manifestó durante todo el juicio”.

Según los antecedentes del caso, la mujer habría tomado la terrible decisión de matar a su hijo tras perder la custodia del niño, el que debió haber sido entregado a su padre el mismo día en que ella decidió terminar con la vida del menor.

Tags:

Deja tu comentario