Se dictó sentencia contra Francisco Ríos, el único imputado en la muerte de Sohpie, su hija de un año 11 meses quien falleció tras recibir una brutal golpiza a manos del progenitor en enero de 2018 en la ciudad de Puerto Montt.

La condena será presidio perpetuo calificado por el parricidio de la menor, así lo indicó el Tribunal Oral en lo Penal de la capital de Los Lagos. En el dictamen también se consideró la agravante de alevosía en un crimen que tuvo gran alcance mediático.

La fiscal regional de Los Lagos, Carmen Gloria Wittwer, señaló que se hizo justicia con Sophie, lo que era el principal objetivo en esta causa. “Es una señal para la comunidad, donde los maltratos graves que lleguen al punto de matar a un menor de edad no pueden ser tolerados por la justicia”.

Lee también: Caso Sophie: Declaran culpable de parricidio a su padre, Francisco Ríos

Con esta pena, Ríos deberá dar cumplimiento íntegro y efectivo. Además, se le condenó a 60 días de cárcel por el delito de lesiones menos graves en contexto de violencia intrafamiliar.

La fiscal Wittwer también analizó la gravedad con relación a la edad de la niña: “hemos tenido otros casos en que se aplicó presidio perpetuo calificado con víctimas menores, pero nunca tan pequeñas”.

Crueldad sin límites del asesino

Por su parte, la fiscal a cargo del caso, Ana María Agüero, afirmó que el padre de Sophie “no permitió que la madre pudiera auxiliar a su hija, algo que demuestra lo deleznable de la conducta de Francisco Ríos”.

Añadió que “esa fue la causa por lo que se le calificó y por eso estamos con esta condena que nos complace y que es una señal de que nosotros como Fiscalía no vamos a permitir que adultos maltraten a los niños”, enfatizó.

De acuerdo a la investigación y el informe de Fiscalía, el agresor golpeó de forma reiterada a la bebé durante cinco días hasta que se encerró con su hija en el baño de su casa donde la sacudió violentamente.

Lee también: 5 días de terror: Fiscalía sostuvo que pequeña Sophie sufrió agresiones antes de ser asesinada por su padre

Lo anterior le ocasionó lesiones graves que dejaron a la pequeña niña con compromiso de consciencia. A esto se sumó una violenta agresión en el abdomen, lo que, en definitiva, causó la muerte de Sophie pocos minutos después.

Finalmente, cabe señalar que el presidio perpetuo calificado es la máxima pena de Código Penal chileno, el que se traduce en una condena de 40 años de prisión, sin poder optar a algún beneficio en el intertanto, sin derecho a libertad condicional, por ejemplo.

Tags:

Deja tu comentario